Arbitraje en Apuestas Deportivas

El arbitraje es una técnica muy común en mercados financieros y que tiene una aplicación directa a las apuestas deportivas. Quizás hayas oído hablar de lo que son las «Sure bets» y, si no es el caso, aquí te lo explicamos en nuestra guía de términos para el apostante.

arbitraje en apuestas
Te explicamos lo que es el arbitraje o «arbing» en apuestas deportivas

¿Qué es el arbitraje en apuestas?

Como decíamos, realizar una estrategia de arbitraje no es algo exclusivo de las apuestas deportivas. En la bolsa, por ejemplo, se basa en una compra-venta de valores de tal forma que el resultante final será un pequeño beneficio cubriendo todas las posiciones.

Aplicado a los mercados de apuestas deportivas, hacer arbitraje consiste en cubrir todos los resultados posibles de un evento de manera que el resultado final sea positivo.

Hacer arbitraje requiere mucha disciplina y rapidez, por lo que te ponemos en situación antes de pensar que «obtener un beneficio asegurado» es algo al alcance de todos los apostantes.

🔎 Imagina que en un partido de tenis las cuotas a la victoria de un tenista está a 2.20 en una casa de apuestas y en otra bookie el rival se paga a 2.10. Esto es un ejemplo de lo que sería una operación de arbitraje.


Beneficios del arbitraje

Obtener un resultado positivo garantizado es ya de por sí algo demasiado atractivo como para obviar esta técnica. Muchas veces se explora el mercado en busca de oportunidades, pero lógicamente no es fácil encontrar este tipo de eventos «seguros».

También es una técnica muy utilizada en partidos en directo y muy relacionada con el trading. Puedes, por ejemplo, apostar a que un partido tendrá menos de 2.5 goles esperando que al minuto 30 los equipos vayan empate a cero y entrar a continuación a la posición contraria, es decir, al over de goles si en el trasncurso de la operación el resultante de ambas apuestas va a dictaminarse como beneficio.


Riesgos e inconvenientes de hacer arbing

El arbing es una estrategia en la que implica jugar con ventaja. Muchos operadores consideran que apoyarse en softwares o webs especializadas es algo que choca frontalmente con el trabajo de los traders de la casa de apuestas y no va a ser bien visto el uso sistemático de este tipo de operaciones.

También hay que contar con el factor tiempo. Es posible que desde que se busca el mercado hasta que se coloca la apuesta, el deportista o equipo haya anotado y las cuotas den un vuelco, quedándote sin margen para cubrir la posición inicial.

Otro dato importante se da en la liquidez del mercado en directo. Puedes haber hecho una apuesta inicial a una cantidad determinada y que luego en ese mercado concreto no haya suficiente liquidez en live como para cubrir la cantidad necesaria.

En resumen, hacer arbitraje tiene sus ventajas e inconvenientes. Es una técnica que resta emoción a los encuentros y el potencial beneficio es bajo, pero es una manera de asegurar una ganancia gracias a la pericia del apostante a la hora de encontrar mercados que den pie al uso de esta estrategia.