Qué quiere decir Stake en apuestas y cómo gestionarlo

Vamos a entrar en detalle con uno de los conceptos de apuestas deportivas más importantes para todos los apostantes.

Seas principiante o experto, el stake y su gestión es un camino de largo recorrido que requiere disciplina y un análisis profundo.

gestion de stake
El stake y su gestión son claves para medir el éxito de un apostante

Qué significa Stake

Mientras en medios anglosajones quiere decir directamente «la cantidad puesta en juego en una apuesta», vamos a hacer una definición de stake más acorde a la realidad del apostador hispanoparlante.

Para que se entienda de manera sencilla, el stake no deja de ser un número que se relaciona con el grado de confianza en una apuesta y supone un porcentaje de tus fondos totales para apostar.

A mayor unidad de stake empleada, más fondos pones en juego. Puedes ganar más, pero lógicamente también aumentas el riesgo en caso de fallo.

Stake y gestión del bank

El stake está estrechamente ligado con la gestión del bankroll. De hecho, un correcto uso del stake está correlacionado con una adecuada gestión de la banca.

📌 Cada apostante tiene un presupuesto, por lo que el stake en términos monetarios es particular para cada caso. Tómatelo como un porcentaje de tu propia banca para apostar.

Asignación del Stake en apuestas

Partamos de los conceptos «unidad y escala» para saber cómo asignar de una manera más eficiente el stake en las apuestas


Unidad de stake

Lo más común es que veas «cuántas unidades de stake» se han puesto en juego. Hablar de «stake 2» o «stake 3» tienes que contextualizarlo en función de la escala utilizada

Escala de stake

En la última parte del artículo te dejaremos un caso particular, pero basta con que sepas las dos principales maneras de escalar el stake.

Escala del 1 al 5

Aquí tu full stake será el stake 5. Puedes asignar un Stake 1 = 1% del bankroll y actuar de forma progresiva hasta el stake 5 con valor 5% (Con bancas altas es más común un escalado de stake con estas características).

Pero ¡ojo!, hay quien decide asignar el stake de manera asimétrica y podría ponderar el stake de esta manera:

  • Stake 1 = 2% del bank
  • Stake 2 = 3%
  • Stake 3 = 4%
  • Stake 4 = 4,5%
  • Stake 5 = 5%

Escala del 1 al 10

Es el caso más común. Dando un valor de stake 1 = 1% hasta el stake 10 = 10% del bank, lo difícil en este caso es saber cómo ajustar el stake a las probabilidades reales de que el suceso ocurra.

Normalmente, en este tipo de escalado se utilizan en muy contadas ocasiones los stakes por encima de 5.


¿Qué es un Stake 10?

El mal uso de esta expresión hace que muchos lo confundan con hacer un all in, algo muy alejado del concepto original.

Realmente un Stake 10 nunca podría suponer más del 10% del total de tu bankroll a la hora de hacer una apuesta. Aun así, se entiende que en el mundo de las apuestas no se puede dar nada por seguro y por eso no es nada aconsejable jugar con cantidades que puedan dejar muy resentida nuestra banca.

‼️ Consejo: huye de todo aquel que te incite a «apostar todo tu capital» alardeando de Stake 10.

¿Qué es el full stake?

Es la cantidad máxima de dinero que deberías destinar a una sola apuesta. Porcentualmente, lo más habitual es que esta cantidad sea el 10% de tu banca.

⚠️ Apostar más del 10% de tu bank en una sola apuesta es una práctica que lleva asociado un alto riesgo

¿Qué es el level stake?

Consiste en apostar la misma unidad de stake por cada apuesta o, lo que es lo mismo, el mismo porcentaje de tu bank sin importar la cuantía de la cuota.

Se trata pues de fijar una cantidad en proporción a tu banca y respetarla sin entrar en el grado de confianza que te da una determinada apuesta.


Los 3 peligros de la gestión de stake

Si has leído hasta aquí, graba en tu memoria estas tres situaciones referentes a la disciplina y el stake.

  • Distorsión del bank: asumir un riesgo mayor al que te puedes permitir estableciendo un monto en tu banca superior a los fondos que inicialmente tenías previstos para realizar pronósticos deportivos
  • Overbetting: querer recuperar inmediatamente las pérdidas haciendo más apuestas de las que tenías en mente
  • Exceso de confianza: subir el stake ante rachas positivas pensando que el acierto está garantizado

Antes de cometer decisiones imprudentes, estudia cómo te comportas ante rachas de varios fallos consecutivos y recuerda jugar con responsabilidad.


Cómo calcular el stake óptimo

La gestión del stake es lo que a largo plazo te va a medir el rendimiento de tus apuestas. De nada sirve acertar más apuestas de las falladas si, por ejemplo, aciertas muchas con stake 1 y pierdes aquellas a las que has asignado un grado de confianza superior. Y a la inversa, un apostante con solamente un 30% de acierto podría tener más beneficio que otro con el 70% de acierto si ha estado más preciso en la asignación del stake.

Por eso realizar una asignación óptima del stake es un reto para todos aquellos que optan en su estrategia por la elección de un stake variable.


Tipos de Stake

Diferenciaremos entre stake plano y stake variable como las dos estrategias principales que miden el rendimiento de las apuestas deportivas.

Stake plano

Como decíamos con el «level stake», se trata de apostar siempre con la misma unidad de stake. Los hay que jugarán siempre una cantidad moderada (por ejemplo, un 1% del bank en todas sus apuestas)

⚠️ En el uso del stake plano puedes encontrarte resultados un tanto engañosos orientados más a inflar las estadísticas. No hay que dejarse llevar solo por el % del yield obtenido, ya que un stake plano de 5 unidades conllevará resultados más vistosos que si se opta por un stake 1 en caso de rachas positivas, pero también las pérdidas serán más notorias en malas dinámicas.

Stake variable

El stake variable se relaciona con el grado de confianza que le das a una apuesta. Si ves una apuesta con mucho valor puedes otorgarle una confianza alta (por ejemplo de 6 unidades) y ser más prudente en aquellos casos en donde creas que la cuota está más ajustada.

Al final, el largo plazo marcará si tu ponderación ha sido adecuada. Son los resultados globales a largo plazo lo que determinará si tu percepción y valoración está alineada con el stake asignado.

⚠️ Existen páginas web como blogabet para registrar y verificar tus estadísticas y así poder desglosar el beneficio o pérdida por unidad de stake. Esto te servirá para saber lo acertado que estás cuando decides aumentar la confianza en una apuesta (aumentar el riesgo no siempre se asocia a un aumento de ganancias).


Ejemplos de Stake en apuestas deportivas

Tal y como hemos indicado con las escalas, es importante que sepas si el baremo de elección va del 1 al 5, del 1 al 10 o incluso del 1 al 100.

Al final, no solo importa el stake numérico, sino conocer cómo calibrar y ajustar el stake en función también de la liquidez del mercado.

Pongamos un ejemplo práctico de caso particular de stake calibrado:

Imagina que tienes un bankroll muy amplio para apostar en las grandes ligas de fútbol al mercado «Resultado». Aprovechando que la liquidez es mayor y tu volumen de apuesta máxima también puede serlo, para ese tipo de mercado tu elección de stake tendrá la siguiente peculiaridad en una escala que va del 1 al 8:

  • Stake 1 = 0,5% del bank
  • Stake 2 = 1%
  • Stake 3 = 1,5%
  • Stake 4 = 1,75%
  • Stake 5 = 2%
  • Stake 6 = 2,2%
  • Stake 7 = 2,4%
  • Stake 8 = 2,5%

Así pues, cada uno puede configurar su propia escala y reglas de asignación de stake incluso didcriminando el tipo de mercado.